Emilio Breda - Vida y obra

 

Emilio Breda. Poeta, cuentista, historiador y ensayista. Nació en Buenos Aires, en 1945. Se graduó de maestro normal y abogado. Cursó el doctorado en jurisprudencia. Es Socio Honorario de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) y miembro de la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES), de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires (SEP), de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC) y de la Casa del Teatro; miembro fundador y de número del Círculo de Poetas de Buenos Aires; miembro de número de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina, dependiente del Episcopado Argentino; de la Comisión Nacional de la Reconquista, dependiente del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación; del Instituto Argentino-Uruguayo de Cultura y del Instituto Argentino-Venezolano de Cultura. Ha publicado doce libros de poemas: Poesía del Siglo XX (1963); Hombre y Geometría (1965); Oda al Ser Amado (1972); Del Amor y del Tiempo (1973); De los Ángeles de Buenos Aires - Villancicos Porteños (1974), ilustrado por Raúl Soldi y Norah Borges; Febril Buenos Aires (1975), ilustrado por Rafael Alberti y en su 3ª edición (1978) por Vicente Forte; Los Villancicos del Ángel Gabriel (1976), ilustrado por Raúl Soldi; Los Villancicos de Francisco de Asís (1978), ilustrado por Adolfo Tanoira; Los Villancicos Porteños (1977), ilustrado por Norah Borges; Villancicos y Cantos para Santiago (1979); Los Villancicos de Fray Grillo (1981), con tapa de Raúl Soldi; y Tribunales/Tribunales (1983), con ilustraciones de Aniko Szabó y Raúl Villalba; y veinticuatro libros de cuentos: Cuentos para Espacionautas; Cuentos para Soñar y Volar; Cuentos Notancuentos y Requetecuentos; La Fuga de los Personajes de Cuentos, Historietas y Dibujos Animados; ¡Fantasmas en la Escuela!; Cuentos para el Planeta del Amor; Cuentos con Fantasmas, Sustos y Tembleques; Siniestra Buenos Aires; Cuentos con Paraguas, Lluvias y Tormentas; Fantasmitas Soñadores; Cuentos con Piratas, Indios y Duendes; El Grillito Blablablá; Cuentos para Soñar Cuentos; El Draculita Vegetariano y la Vaca Fantasma; El Enanito Trulalá; Más Fantasmitas Soñadores; El Libro Fantasma y Otros Misterios; Los Cuentos del Señor Abracadabra; El Fantasmita que se Enamoró de la Luna; Los Cuentos del Duende (¿o del Duende Misterioso?); ¡Fantasmas en la Biblioteca!; Lena: la nenita que era un Hada; ¡Más Fantasmas en la Escuela! y ¡Momias y Vampiros en la Escuela!; y una novela: El Vampiro de la Ópera. También ha dado ha conocer varios títulos en materia historiográfica, entre ellos: Juegos y Deportes entre los Indios del Río de la Plata; La caza entre los Indios del Virreinato del Río de la Plata; Proclamación y Jura de la Independencia en Buenos y las Provincias; y un ensayo literario: García Lorca visto por los poetas. Tres de sus estudios historiográficos han sido publicados por la Academia Nacional de la Historia: Bartolomé Muñoz y su "Día de Buenos-Ayres"; ¿Belgrano, Güemes, San Martín y Pueyrredón juraron la independencia?; y Bartolomé Muñoz, el poeta de la Independencia (17??-1831). Su nombre figura en el Diccionario de Historiadores Argentinos y Americanos del Dr. Osvaldo Cutolo. Tanto su labor historiógráfica como literaria ha merecido el beneplácito de la crítica especializada de la Argentina y del exterior. Por su labor literaria ha sido laureado con la "Faja de Honor" de la Sociedad Argentina de Escritores, en los géneros de poesía (1975) y literatura infantil (1986), el "Diploma de Honor" del Círculo de Artes y Letras Ángel Falco del Uruguay, el "Diploma de Honor" de la Casa Argentina en Isarel-Tierra Santa, el "Premio San Gabriel" de la Comisión Episcopal para los Medios de Comunicación Social, el "Premio Regina" de la Casa del Teatro, el "Premio Santa Clara de Asís" de las Ligas de Madres y Padres de Familia, y el "Premio Cruz de Plata-Esquiú". Fue designado, "por su meritoria labor en las letras", Socio Honorario de la Sociedad Argentina de Escritores, por voto unánime de la Asamblea General Ordinaria de dicha entidad (1999); y, "por su trayectoria en el mundo de la cultura, las ciencias y las artes", Senador de las Luces, por la Comisión Nacional de la Manzana de la Luces, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación —distinción ésta de carácter honorario y vitalicio—. Sus libros de villancicos fueron aprobados por el Consejo Nacional de Educación y por la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires como libros de aula para el ciclo primario. El maestro Sebastián Piana compuso especialmente músicas para los Villancicos Porteños, con aires de tango, milonga y candombe, según los barrios, habiéndose editado un álbum musical, y el folklorista Sixto Palavecino ha musicalizado con ritmo de chacarera algunos de sus Villancicos y Cantos para Santiago, con letra traducida al quichua. Sus poemas y villancicos han sido llevados a discos de larga duración, casetes y discos compactos en las voces de Luisa Vehil y Rosa Rosen, Malvina Pastorino, Tita Merello, Águeda Muller, Sixto Palavecino y el Coro Infantil Quichua- Castellano, y León Gieco. Asimismo, su obra poética y cuentística ha sido interpretada por otras destacadas figuras de la escena nacional: Iris Marga, Irma Córdoba, Perla Santalla, Ernesto Bianco, Duilio Marzio, Amelia Bence, Ángel Magaña, Luis Medina Castro, Thelma Biral, Diana Ingro, José María Langlais y Lydia Lamaison; y fue difundida por los medios de radio y televisión por Héctor Larrea, Antonio Carrizo, Cacho Fontana, Guillermo Brizuela Méndez, Blackie, Nucha Amengual, Nora Perlé, Juan Carlos Thorry, Alberto Closas, Fernando Bravo y Leonel Godoy. El espéctaculo Los Villancicos Porteños de Emilio Breda, con la actuación de Águeda Muller, recorrió con gran éxito de público y de crítica, EE.UU., México, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Brasil y Uruguay, siendo presentado en salas de jerarquía internacional, tales como el Teatro Nacional "Manuel Bonilla" de Honduras y el Teatro Colón de Buenos Aires. La obra literaria de Breda fue elogiada por Arturo Capdevila, Victoria Ocampo, Manuel Mujica Láinez, Raúl González Tuñon, César Tiempo, Ulyses Petit de Murat, Bernardo Verbitsky, Osvaldo Loudet, Syria Poletti, María Granata, Bernardo González Arrili, Córdova Iturburu, Aristóbulo Echegaray, Jorge Max Rhode, Roberto Giusti, Bernardo Canal Feijóo, Ángel J. Battistessa, Fermín Estrella Gutiérrez, Ricardo Sáenz Hayes, Raúl H. Castagnino, Rafael Jijena Sánchez, José Gobello, María de Villarino, Ricardo Dino Taralli, Joaquín Neyra, Osvaldo Rossler, María Alicia Domínguez, Luis Ricardo Furlan y Guillermo Ara, entre otros, y por la Real Academia Española, en la opinión de sus académicos Gerardo Diego y Salvador de Maradiaga. Invitado por diversas instituciones académicas y culturales, su obra ha sido presentada en el interior del país y en el exterior, en EE.UU. (donde fue recibido por Tennessee Williams), México, América Central, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil, Uruguay y España. En México se ha sostenido que Breda "es uno de los grandes exponentes de la lírica en América". Y en España, en una de las revistas literarias más importantes de la actualidad, Nueva Estafeta, el crítico José López Martínez afirma: "Los libros de Emilio Breda tienen del principio al fin la propia sangre del poeta y su propio latido espiritual. Nos descubren a un autor en verdad interesante, para el que no parece haber géneros chicos ni grandes sino auténtica poesía: poesía basada en la palabra y en la imaginación". Desde 1975 viene desarrollando sus talleres "Estrategias para crear lectores y cuentos" (El Taller de Lectura y la Libre Creación en el Aula, a través del cuento), dirigidos a alumnos, docentes, directivos, bibliotecarios, estudiantes de magisterio y padres, en establecimientos educacionales de todo el país y del exterior. Sus talleres, destinados a despertar en los niños el amor por el libro y el placer por la lectura, dentro de un clima lúdico y creador, han sido auspiciados por el Consejo General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y recomendados por el Consejo Superior de Educación Católica (CONSUDEC). Breda, desde 1975, ha tenido más de 5000 encuentros con chicos, docentes, directivos y padres y ha dictado cientos de cursos para directivos, docentes, bibliotecarios, estudiantes de magisterio y padres. A su paso por España, en donde sus libros de cuentos fueron adoptados como libros de lectura en escuelas y bibliotecas, la Agencia EFE de Noticias tituló un cable: "Emilio Breda, un argentino que crea lectores", y el diario El Correo Gallego de Santiago de Compostela, por su parte, afirmó: "La labor de Breda es el rescate de la imaginación, el redescubrimiento de la fantasía, la superación de esa ausencia de amor a la lectura que está creciendo en un momento en que los audiovisuales parecen ganar todo".

cerrar

 

www.emiliobreda.com.ar   ·    info@emiliobreda.com.ar